Hay mundos que no todos son capaces de entender.

.

viernes, 21 de marzo de 2008

Rompecabezas de Cristal

Distinguiste, no es que no tuviste elección...
Siempre dijeron que era quebrantable...
Y nadie te engañó.

Y tú puedes desaprobar toda prueba.
Pero no llores por perder...

Se habla de un rompecabezas de cristal...
Que si lo rompes no sabes quien será el.
Y jugaste a jugar con un juego, que la vida te podía costar.
Comenzaste con el valor de un héroe con habilidades congénitas.
Empezaste, con fuerzas, ambiciones...
A partir de impulsos…
Te llamó. El cristal, te tentó, como la manzana en el jardín de Edén.
Encontrando sus piezas...
Y ahora estas aquí...
Te faltaba solo un pedazo de cristal esplendente.
Pero... Vas a renunciar.

Abriste un cofre, aparentemente vacío, liviano, de madera de pino, envuelto en supuestas ramas de vid... Con gemas añiladas...
Conteniendo solo una pieza.
Una pieza de cristal… Trazado en ella una runa brillante...
No eran escrituras de origen nórdico, tampoco escandinavo… menos celta...
Yacían de otros mundos…
La curiosidad fue solemne...
Y te sometiste.
Quisiste mas... mas piezas encontrar, para así...
Dominar una vez más...
La vanidad te merendó...
Siempre dijeron que era difícil…
Nadie te mintió.

Los fastuosos cristales se presenciaban ante tus ojos…
Atónito... codiciabas más.
Crecidamente…Más...
Hasta que comenzaste a encontrar piezas oscuras... sombrías…
Runas diabólicas...
Y caías...

Encontraste…

Piezas de recuerdos...
Hechas de espejos hechizados. De un pasado de lagrimas... de un abrazo, donde surgió todo... donde el Rompecabezas se te colgó del cuello... Intentando reemplazar aquello tan grande que habías perdido.

Piezas de esfuerzos...
Del material de la fibra de cada titán. Donde luchaste por encontrar. Y el rompecabezas lucho por evitar tus fraudes. Lucho por tus sonrisas... Intentando despejar tu cielo sin estrellas, atormentado... de resbalones y caídos...

Piezas de lagrimas...
Forjadas de los ríos del Cocito... De sangre derrochada por los ojos… Cuando de nuestros hombros se empapaban. Cuando me quisiste abandonar, cuando te quise abandonar... Aun ahora, que estoy escribiendo con lágrimas...

Piezas de humildad...
Construidas de un pesebre materialmente mediocre, espiritualmente fantástico. Son las piezas más pequeñas... Que se nos pierden todo el tiempo...

Piezas de sonrisas...
De las tierras del Edén. Sonrisas que son incalculables

Piezas de sueños...
Robadas de los ojos de Morfeo... Para que ganes con victoria. Y nunca te alejes de mí.

Piezas de desencuentros...
Fundidas con el fuego del infierno. Sin peleas, no existe la hermandad.

Piezas de amor...
Del mismo material de las flechas de Eros y Cupido. Del corazón de San Valentín.
Cuando ya no fue más... Te quiero. Y apareció un Te Amo.

Piezas de confusión...
Conformadas por la mente del hombre. Cuando creí, que sin ti no podía vivir. Cuando pensé que sin tu voz, no seria feliz, cuando creí que si no estaba a tus brazos...
Nadie....
Me iba a poder armar...
Nadie...
Iba a poder superarte.

Millones de piezas.

Más runas celestiales se presenciaban...
Y querías más de vuelta...

Si en fin, lindo es.

Luchaste... Jugaste...
Y ahora solo te queda una pieza...

Y la profecía te advirtió:

Solo aquel que ha llegado hasta aquí, sabrá, que el camino no fue para nada fácil.
Conocer el secreto de la fusión de un Serafín y Lucifer no es para nada sencillo.
El rompecabezas tiene una última pieza para cada uno de los que deseen armarlo.
De las almas de los muertos, se creo esta última pieza... Esta pieza, no es táctil.
Este rompecabezas, se desarma cada vez que se le presenta otra persona. A pesar de ser objetivo, siendo diferente a cada persona, con cada persona, se pierde su resplandor.
Cuando a tus manos llega la primera pieza, empieza un reto. Cuando le llega a otro, más piezas surgen.
Mientras mas piezas, mas magia celestial... mas dolor infernal.

Vos tuviste opción.
Siempre dijeron que dolía.
Nadie te mintió.

El Rompecabezas también ayuda a que lo armes... pero de el debes estar enamorado.

¿Que sucederá si lo armas?

Quizás las estrellas te acompañen al andar. Los Ángeles vuelen a tu lado. De ahí en mas puedas ver los espíritus. Y atravesar el viento... O quizás sea un logro más cumplido, mas no pase nada... más que tenerme hasta toda la eternidad.


Matias Di Matteo Principe


El Equem

2 comentarios:

Gigglesz dijo...

Ahhh bueeee! qué texto! re largo e interesante... extrañaba leerte sinceramente :$
Me gustó mucho, más allá de lo religioso que me parece que es. Tenés un cerebrito admirable pendejo... tenés tanto talento... sos increíble.

Bueno, pasaba a desearle felices pascuas :)
Me debés el huevo eh! (de chocolate, claro xD).

Te quiero muchísimo... en 2 semanas nos vemos :$.

Carla

Agushh [78] dijo...

Es increible como me acaba de gustar este texto..
Es terrible Mati...
Rescato unas partes..


"Sin peleas, no existe la hermandad."

"Cuando ya no fue más... Te quiero. Y apareció un Te Amo."


Me Encanto Zlapo..
Bueno te fuiste conmigo al Carrizal, que lindoo!!
=D

Me voy raaaapido..
Te Amo Nene..

Su Hnita Menor...

Agushh [78]